Buscar

"PUEBLOS FUMIGADOS" en Facultad Agronomía

¿Terroristas ecológicos? ¿Enemigos del progreso? ¿Vagos subsidiados por el Estado? ¿Subversivos tercermundistas? ¿Marginales utópicos?. Nada de eso; simplemente maestros, médicos, productores, ex chacareros, vecinos, madres, técnicos, estudiantes, docentes, científicos, ambientalistas, comunidades indígenas, consumidores, ciudadanos.

El 3 de mayo se estrenó en Buenos Aires el documental de Fernando “Pino” Solanas “Viaje a los pueblos fumigados”, dando continuidad a una larga historia de este cineasta argentino, que se remonta a 1968 con “La hora de los hornos”. A ella le siguieron trabajos que documentan buena parte de la historia argentina contemporánea, con una mirada crítica desde la perspectiva de los sectores populares. “Los hijos de Fierro” (1975), “La mirada de los otros” (1980), “El exilio de Gardel” (1985), “Memoria del Saqueo” (2004), “Próxima estación” (2008) , “Tierra sublevada” y “La guerra del fracking” (2013), van jalonando un camino donde no faltan denuncias.


“Viaje a los pueblos fumigados” también denuncia, pero además muestra alternativas muy concretas en marcha. Es –como dice el mismo Solanas- un documental “gasolero”, que a pesar de los limitados recursos disponibles pone voces e imágenes estremecedoras a una compleja y generalizada problemática. No está todo lo que podría estar para completar la radiografía; falta la caña de azúcar, la vid, la yerba, el tabaco y otras producciones que hacen a la vida de productores , trabajadores y habitantes de las economías regionales.


¿Lo que presenta Solanas es algo nuevo o desconocido?

Puede serlo para habitantes de las grandes ciudades; para otros, en cambio, es parte de una realidad conocida, pero vista con mayor integralidad, con personas y situaciones concretas relatando qué les pasa, qué están haciendo, por qué luchan, qué sienten. ¿Terroristas ecológicos? ¿Enemigos del progreso? ¿Vagos subsidiados por el Estado? ¿Subversivos tercermundistas? ¿Marginales utópicos?. Nada de eso; simplemente maestros, médicos, productores, ex chacareros, vecinos, madres, técnicos, estudiantes, docentes, científicos, ambientalistas, comunidades indígenas, consumidores, ciudadanos.

¿Cómo se puede seguir negando realidades tan evidentes y rigurosamente documentadas? Pueden y deben debatirse sus causas e incluso sus responsables y beneficiarios, pero resulta irresponsable e intolerable que no se reflexione críticamente sobre las consecuencias.

¿Todo es negativo en el acelerado proceso de sojización que experimentó nuestro país? Seguro que no, pero también es extenso el listado de las consecuencias negativas tanto a nivel del sector agropecuario y el “mundo rural”, como de la alimentación y salud humana en general. La concentración de los bienes naturales y la producción, la degradación y contaminación son tan evidentes como la presencia de agroquímicos, agrotóxicos, fitosanitarios, venenos o como quiera llamárselos que están –y no para bien- en el aire, agua, suelo y alimentos…y por lo tanto en nuestras cuerpo y nuestras vida.

Urge reflexionar acerca de las implicancias que tiene el modelo agrario en nuestras vidas y este “Viaje a los pueblos fumigados” nos exige ampliar la mirada, asumiendo las responsabilidades que nos caben como educadores, estudiantes y ciudadanos.


Por eso en junio próximo –con la presencia de Pino Solanas seguramente- presentaremos la película en la Facultad de Agronomía de Bs. Aires.



"PUEBLOS FUMIGADOS" en Facultad Agronomía

Redacción CaLiSA FAUBA


#SoberaniaAlimentaria

#Fumigados

#PinoSolanas

#Soja


198 vistas
CONECTATE

Facultad de Agronomía - UBA

info@calisafauba.com

NUESTRAS REDES
  • Gris Icono de YouTube
  • Gris Facebook Icono

Consumidores activos, productores comprometidos

© 2018  Equipo de Comunicación CALISA

  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon