Buscar

Agroecología, agricultura familiar y semillas, lucha por el control de los alimentos

"...quienes controlan las semillas controlan los alimentos, y si se sigue discriminando negativamente a la agricultura familiar, los alimentos de la sociedad quedarán definitivamente en manos de las grandes empresas."

En medio de todo lo que nos pasa como país, como ciudadanos y trabajadores, ahora enfrentamos crecientes embates también en algunas áreas o temáticas que estaban en la mira del ajuste, pero en las que el gobierno avanzaba algo más lentamente. El listado es extenso, por lo que nos centraremos en algunas referidas directamente referidas a la Soberanía Alimentaria.

Cuando no hace mucho intentamos caracterizar algunos aspectos relevantes de la Soberanía Alimentaria en Argentina, destacábamos tres aspectos: el carácter crecientemente urbano de nuestra población y el limitado conocimiento acerca de quiénes y cómo producían sus alimentos y de las transformaciones que se daban en las áreas rurales; la creciente demanda de alimentos más “sanos” y la repercusión del modelo productivo agrario en la salud y el ambiente.

Motivado por distintas razones, la demanda de alimentos más sanos –saludables, naturales, orgánicos, agroecológicos, etc- crece entre personas con ingresos medios, informados y por lo tanto preocupados por su salud. La salud de los ciudadanos aparece también como principal causa de los múltiples reclamos que desde hace años se extienden por el país contra la aplicación indiscriminada de” agroquímicos”, comúnmente -y con sobradas razones- denominados “agrotóxicos” o “venenos”.

Profundizando en algunos aspectos del análisis, nos preguntábamos cuáles eran los temas referidos a la producción agraria que estaban recibiendo alguna atención entre los sectores urbanos, particularmente en los grandes conglomerados. Lejos de afirmar que se trata de temas prioritarios para el conjunto de la sociedad, estimamos que aquellos que han logrado mayor interés están relacionados con los agroquímicos, la agricultura familiar, la problemática de la tierra y los territorios, el modelo productivo, las semillas y la comercialización. Todos ellos están interrelacionados, mantienen su importancia y han estado presentes contemporáneamente en múltiples instancias de reflexión y debate, pero algunos están muy presentes en la agenda social: el uso de agroquímicos, la agricultura familiar, el modelo productivo y las semillas.

Agroecología, prohibido hablar y palos para los que la promueven

Sobran ejemplos de “apretes”, persecuciones a numerosos técnicos que se han atrevido a cuestionarse y cuestionar algunas consecuencias del modelo productivo hegemónico en el país, aun cuando se omita criticar su impacto en la concentración de la tierra y del poder, la degradación y el vaciamiento de los territorios; a todos se nos vienen rápido ejemplos al respecto. Que además se atrevan a proponer la agroecología como utopía o como transición hacia modelos más justos e inclusivos, resulta intolerable para algunos, que no obstante ya no se atreven a desmentir algunas de esas consecuencias, e incluso hasta consideran necesario hacer algunos cambios; sinó las malezas nos seguirían invadiendo e, incluso, podrían multiplicarse las propuestas y reclamos de vecinos y consumidores afectados por los agroquímicos.

Agricultores Familiares y Semillas. El alimento en el centro del debate

Son dos temas que se sumaron con fuerza en estos últimos días, impulsados por la creciente y preanunciada violencia ejercida sobre todo en la Secretaría de Agricultura Familiar y por la decisión del Poder Ejecutivo de que se comience a discutir una nueva Ley de Semillas en el Parlamento. Son casualidades seguramente, pero resulta difícil no relacionarlo: quienes controlan las semillas controlan los alimentos, y si se sigue discriminando negativamente a la agricultura familiar, los alimentos de la sociedad quedarán definitivamente en manos de las grandes empresas.

He aquí un claro punto de encuentro entre los movimientos sociales, grupos activos de las ciudades y quienes trabajan y luchan en el campo. Un puente o alianza estratégica que más allá de la resistencia imprescindible para sobrevivir ante estas políticas, nos obliga a mirar hacia el horizonte, construyendo un proyecto de patria que nos incluya a todos.



Redacción CALISA FAUBA



#CALISAFAUBA

#SoberaniaAlimentaria

#Agroecologia

#Agronegocio

#Neoliberalismo

201 vistas
CONECTATE

Facultad de Agronomía - UBA

info@calisafauba.com

NUESTRAS REDES
  • Gris Icono de YouTube
  • Gris Facebook Icono

Consumidores activos, productores comprometidos

© 2018  Equipo de Comunicación CALISA

  • Negro del icono de YouTube
  • Black Facebook Icon